Yesterday: un recuerdo de lo que eran, son y serán los Beatles

Yesterday: un recuerdo de lo que eran, son y serán los Beatles

Yesterday, ahora como película, nos enseña el valor de los Beatles para la historia mientras hace un llamado de atención sobre el estado actual de la música.

Imagínense un mundo donde nunca existieron los Beatles, un mundo donde “All You Need is Love” nunca se cantó o donde cuatro jóvenes de Liverpool nunca emocionaron a millones; pues ese mundo se presenta en una comedia especial -dirigida por Danny Boyle – en la que nos recuerda el motivo de los éxitos de los Beatles.

Jack Malik ( Himesh Patel ) es un artista fracasado. Sus canciones no tienen éxito y no logra llamar la atención. Un día se rinde y decide dejar de tocar y volver a su trabajo, pero un accidente lo cambia todo. Al despertarse se da cuenta que el mundo nunca conoció a los Beatles y, viendo este nicho en el mercado, decide usar sus canciones para hacerlas famosas otra vez.

Desde aquí se arranca una comedia romántica que nos lleva por las calles de Liverpool hasta Los Ángeles pasando por Moscú, todo eso mientras escuchamos canciones de los Beatles y vemos cómo el mundo se vuelve a emocionar por las tonadas de los “fantastic four”.

La historia es bastante simple, pero uno de sus mensajes es un poco más complejo. Jack lucha por darle valor a las canciones y a los álbumes, pero se encuentra con un mundo, el actual, que le importa más las ventas que el significado de las canciones y es uno de los dilemas que lo absorben durante la historia. Mantener el arte o dejar que pierda el valor por cumplir su sueño.

Y es que en este mundo donde las canciones que no tienen mucho trabajo, que la letra no tiene motivo alguno, más allá de decir que el cantante tiene más relaciones sexuales y dinero, y que la mayor parte se hizo en computadora, nos hace apreciar mucho más el trabajo de los Beatles.

Los Beatles fueron unos revolucionarios. Hicieron desde canciones comerciales como “Please Please Me” hasta la primera canción psicodélica de la historia con “Tomorrow Never Knows”. Mientras le cantaron al amor, a su orfanato, a la calle donde vivieron y a la política. A su vez, experimentaron con los instrumentos y sumaron nuevos de otras culturas siendo India la más relevante por su acercamiento a ese país. En fin, una gran cantidad de cosas que aportaron y sirvieron para la música y la historia

Es por esto que, en esta época donde cualquiera dice hacer música, es importante apreciar a los verdaderos artistas, a aquellos que se dedican a plasmar en su arte sentimientos y trabajo, y esta película nos llama la atención, muy sutilmente, sobre ese aspecto.

En conclusión , es una película muy recomendable que te hará reír, cantar y pasar un rato agradable mientras escuchas 17 de las mejores canciones de los Beatles. A su vez, apenas salgas del cine querrás volver a escuchar a John, Paul, George y Ringo porque esos cuatros genios nunca dejan de sorprendernos. @dald96

Daniel Limongi

Deja un comentario