Tres prohombres para recordar en el aniversario 133 del Partido Colorado

HomePaís

Tres prohombres para recordar en el aniversario 133 del Partido Colorado

Un 11 de setiembre pero de 1887 se fundaba el Partido Nacional Republicano, que luego se convertiría en la Asociación Nacional Republicana (ANR). Se t

Obispo destaca ollas populares durante pandemia y critica violencia contra la mujer
Inicia juicio contra Óscar González Daher y su hijo tras suspensiones
ANDE y Essap ocultan ineficiencia detrás de promesas de inversiones

Un 11 de setiembre pero de 1887 se fundaba el Partido Nacional Republicano, que luego se convertiría en la Asociación Nacional Republicana (ANR). Se trata de la agrupación de mayor trascendencia en la historia política del Paraguay y en este material especial del diario La Nación recordamos los valores doctrinarios y destacamos la vida política de 3 prohombres que dejaron su legado para la posteridad: Bernardino Caballero, Ignacio A. Pane y Natalicio González.

Es importante recordar el papel del individuo en la declaración de principios del Partido Colorado, ya que éste considera a la persona humana como un valor substantivo y le reconoce todas las libertades compatibles con la libertad ajena y la felicidad colectiva. Considera como derecho fundamental de todo individuo tener trabajo, seguridad social y bienestar económico.

Sostiene que el Estado, servidor del hombre libre, interviene en la vida social económica de la Nación para evitar el abuso del interés privado y para promover el bienestar general y la vigencia de una efectiva justicia en la convivencia ciudadana. En el 2007 el Partido Colorado reiteró que es medularmente agrarista, por lo que lo sostienen que debe trascender de una simple burocracia electoral para proyectarse en el siglo XXI.

Leé también: Políticos colorados recuerdan el natalicio de Bernardino Caballero

ANR: orientación Política

El Partido Colorado es una Asociación Nacional Republicana; primero es una asociación de hombres y mujeres libres, dispuesto al servicio del pueblo libre. Es nacional, por su compromiso con la defensa de nuestra soberanía, de los valores y la identidad cultural de nuestro pueblo y de nuestros recursos naturales estratégicos.

Es republicana porque la Nación es de todos, así como el Estado es la herramienta política y administrativa al servicio del bien común, en la búsqueda de la justicia social, una de las aspiraciones más genuinas del coloradismo. El republicanismo colorado, no solo reivindica la libertad individual, sino que busca afanosamente la igualdad de oportunidades para cada compatriota, hombre y mujer, en el acceso a la educación, la ciencia y la tecnología.

No se trata de un nacionalismo que proclama la superioridad racial ni promueve la discriminación étnica, mucho menos la exclusión de otros pueblos en la lucha por construir sociedades más éticas, más justas y más democráticas. Creen en un mundo plural, donde la riqueza más importante que tiene el Paraguay es su propia gente.

Te puede interesar: 10 datos que todo paraguayo debe saber sobre la Independencia

Bernardino Caballero
Gral. Bernardino Caballero, fundador de la ANR. Foto: Gentileza.
Gral. Bernardino Caballero, fundador de la ANR. Foto: Gentileza.

Bernardino Caballero Melgarejo, conocido como el “Centauro de Ybycuí” fundó el Partido Nacional Republicano, Partido Colorado, el 11 de setiembre de 1887; dos meses después de fundarse el otro partido político existente el Partido Liberal. Su obra coincidió con el período posguerra y fue de gran trascendencia.

Participó en las campañas durante la Guerra de la Triple Alianza, posteriormente hecho prisionero, fue llevado a Río de Janeiro y puesto en libertad en 1870. Desempeñó después tareas ministeriales como ministro de Marina y Guerra, de Interior, de Justicia y de Instrucción Pública; alcanzando la Presidencia provisional de la República en 1882 y elegido después presidente de la República durante el período constitucional de 1882 a 1886.

En agosto de 1887, tras la reunión de Bernardino Caballero y José Segundo Decoud, resuelven constituirse en agrupación política con el laudable objeto de ocuparse preferentemente de las cuestiones de interés público que interesan la prosperidad, el engrandecimiento y la felicidad de la patria. El 11 de setiembre se funda así oficialmente la ANR.

Ignacio A. Pane
Ignacio Pane, congresista entre 1916 y 1918, fue propulsor del derecho electoral de la mujer, las ocho horas laborales y la reforma de la ley del matrimonio civil. Foto: Gentileza.
Ignacio Pane, congresista entre 1916 y 1918, fue propulsor del derecho electoral de la mujer, las ocho horas laborales y la reforma de la ley del matrimonio civil. Foto: Gentileza.

Ignacio Alberto Pane Liuzzi, considerado uno de los ideólogos fundamentales de la Partido Nacional Republicano. Su nacionalismo lo llevó a ser uno de que reivindicaba la figura del Mariscal López, junto a Juan E. O’leary y Manuel Domínguez. Militó desde muy joven en el coloradismo.

Excepcional representante de la Generación del 900, congresista entre los años 1916 y 1918, adquirió prestigio y respeto en este cargo. Incorporó en su plataforma social el derecho electoral de la mujer, las ocho horas laborales, reforma de la ley del matrimonio civil y la “mejora legal de la condición de hijos ilegítimos”.

Polifacético, poeta, periodista, escritor y erudito en general, sobresalió más en el campo de la sociología. Colaboró principalmente en “La Patria”, en “La Semana” y “La Democracia”. Algunas de sus obras eran firmadas con el seudónimo de Matías Centella.

Natalicio González
Juan Natalicio González, villarriqueño, fue una de las plumas más brillantes de las letras paraguayas y lúcido ensayista. Foto: Gentileza.
Juan Natalicio González, villarriqueño, fue una de las plumas más brillantes de las letras paraguayas y lúcido ensayista. Foto: Gentileza.

Juan Natalicio González, villarriqueño, fue una de las plumas más brillantes de las letras paraguayas y lúcido ensayista. Fue el paraguayo más vinculado con la élite intelectual americana. Periodista e posteriormente inmerso en la política, ocupó jerarquizadas posiciones hasta llegar a la presidencia en un momento de plena crisis.

Su más célebre obra es “Proceso y formación de la cultura paraguaya”; a partir del análisis y exaltación de los valores de base autóctona, trasciende al aporte hispano, para modelar el perfil de la cultura nacional. “El Estado servidor del hombre Libre” contiene sus ideas sobre el Estado de derecho, y los entes fundamentales: constitución democrática, sociedad familiar, religión, economía, cultura, en un entendimiento basado en la libertad y la justicia.

En “Ideología guaraní”, González hace una interpretación de la cultura autóctona a partir de la etimología de su idioma, su pensamiento metafísico, su idea religiosa, su riqueza idiomática, sus manifestaciones estéticas.

FUENTE LA NACIÓN

COMMENTS