¿Qué viene después de la ‘cuarentena inteligente’?

HomeColumna

¿Qué viene después de la ‘cuarentena inteligente’?

El pasado viernes, en conferencia de prensa, el ministro de salud, Julio Mazzoleni, explicó los pormenores sobre lo que será la “cuarentena inteligent

Sangre paraguaya en Malvinas
¿Qué necesitamos para “SER ALGUIEN”?
Ansiedad y depresión en tiempos del coronavirus

El pasado viernes, en conferencia de prensa, el ministro de salud, Julio Mazzoleni, explicó los pormenores sobre lo que será la “cuarentena inteligente”. Recalcó que la medida extrema que comenzó en marzo (11), se estará flexibilizando por etapas. Sin embargo, las “fronteras seguirán cerradas” y los protocolos de higiene y distanciamiento (2 metros) seguirán vigente.

Este diseño elaborado por el equipo del ministerio de la salud, en anuencia con el gobierno, fue resaltado por un prestigioso e influyente diario estadounidense: New York Times, en su versión digital. Dijo: “Paraguay tiene uno de los mejores registros relacionados con el coronavirus en la región, después de moverse rápida y agresivamente para bloquear el país”.

Si bien es verdad que el ministro no dio una fecha exacta sobre el cese de la medida sanitaria, es importante tener en cuenta que la decisión política adoptada en su momento y, sumado a ello, el acatamiento -según el ministerio del interior- del 95% de la población, se pudo lograr que el impacto del COVID-19 sea leve o escasa, en términos de salud; mas no así en términos económicos. Muchas personas han luchado para obtener el pan de cada día y, por otro, personas que no han respetado o han demostrado por redes sociales lo que estaban haciendo o celebrando.

Hemos visto -por primera vez- sesiones de la plenaria de Diputados y Senadores realizadas en plataformas online: algunos perdiendo el fuero y por otra la pérdida de investidura, aprobación de leyes de emergencia, de supresión de representantes del Parla-Sur, etc. También se ha tentado “reformar al Estado paraguayo” con actores políticos muy cuestionados; la justicia quedó paralizada en cuanto a su funcionamiento normal de trámites judiciales, salvo los casos de emergencias: medidas de prisión, juicios orales, etc.

En todos los niveles del sistema educativo se vio reflejado aún más lo que ya se sabía. La desesperación de muchos padres por pagar las cuotas de sus hijos; los universitarios en la misma situación, por lo menos los inscritos en las privadas. Otro punto que pesó bastante sobre las clases online fue, no solamente la pésima señal de Internet y falta de preparación de muchos docentes para el manejo de las plataformas digitales, sino además la falta de acceso (en ciertas zonas que no llegan la señal) a Internet de muchos alumnos y la falta de recursos de otros para acceder.

No sabemos porqué el COVID-19 no llegó a ser (tan) mortal en los infectados paraguayos; se han hecho especulaciones, pero no hay certeza científica de ello. Sin embargo, y lo que sabemos bien, es que, podemos ser organizados acatando (ya que tenemos el estigma de la anomia social) las medidas sanitarias emitidas empero sin descuidar los actos públicos. No sé lo que se viene después de culminada las etapas de la “cuarentena inteligente”, pero lo que sí sé es que cuestionando y exigiendo a las autoridades podremos pensar en una verdadera reforma del estado.

Correo: carcav32@gmail.com | Twitter: @3CAV | Facebook: Carlos Alberto Valdez | Instagram: carlos_alberto_valdez

COMMENTS