Mario Ferreiro pierde credibilidad tras ser visibilizados casos de corrupción

Mario Ferreiro pierde credibilidad tras ser visibilizados casos de corrupción

El escenario político de los partidos de la izquierda se complica para las elecciones municipa­les del 2020 ante el debilita­miento que se dio con los últi­mos hechos de corrupción en la Municipalidad de Asunción durante el gobierno de Mario Ferreiro, donde se detectó un sospechoso grupo de “asados de fin de semana” que recau­daba de manera paralela.

Este caso que involucró a Ferreiro y su entorno es en realidad el corolario de otros hechos lamentables que tuvieron como protagonis­tas a otros “camaradas” de Ferreiro desde que el socia­lismo llegó al poder en el 2008 con Fernando Lugo a la cabeza. En este intríngu­lis de hechos de corrupción en apenas 10 años como ser­vidores públicos, el PLRA también fue cómplice. Basta con recordar los saqueos en el MOPC y la “ruta de la mentira” y lo que ocurrió con Enrique García, del equipo de Mario Ferreiro, cuando era asesor jurídico en la Municipalidad de Asunción.

Para el político e historiador Eduardo Nakayama “fue un golpe duro para la izquierda porque por una parte dejó en evidencia que la corrupción no tiene color ni ideología”. Al lan­zarse como la opción de cam­bio y esperanza para la ciudad, las expectativas eran altas, pero fueron perdiendo fuerza.

Otro de los hechos de corrup­ción que también marcó a la izquierda fue la compra de helicópteros de Rafael Filiz­zola, ex ministro del Interior durante el gobierno de Fer­nando Lugo. La Fiscalía lo acusó por lesión de confianza con un daño al Estado de G. 47.890.000.000.

En 1991, el primer intendente electo democráticamente en Asunción fue Carlos Filiz­zola (actual senador), diri­gente social reconocido en la lucha contra el gobierno de Alfredo Stroessner. Con él se dio la apertura de lo que sería una tercera fuerza política que vencía a nucleaciones hegemó­nicas como la ANR y el PLRA. Fue uno de los primeros líde­res carismáticos que lanzó el partido de izquierda.

El analista Guzmán Ibarra cree que “en un país domi­nado por el conservadurismo, la izquierda todavía puede y debiera aportar bastante más”. No obstante, en las pre­sidenciales del 2013, las fuer­zas políticas de izquierda se separaron, presentando dos candidatos con resultados negativos para ambos cuando Horacio Cartes salió victo­rioso. El Frente Guasu, en ese entonces, le dio la espalda a Ferreiro, lanzando a Aníbal Carrillo como candidato a presidente.

No obstante, en las municipa­les del 2015, la fórmula polí­tica encabezada por Mario Ferreiro logró –gracias a su popularidad– ganar las elec­ciones y sacar al Partido Colo­rado de la Municipalidad de Asunción. En ese entonces se presentaron por separado nuevamente, ya que el Frente Guasu apoyó al arquitecto Ricardo Meyer y el P-MAS y el Partido Revolucionario Febre­rista optaron por Ferreiro.

Ahora, en una buena lectura de lo que está ocurriendo, el Frente Guasu ya abrió el para­guas y tomó distancia del conflicto de Ferreiro con el P-MAS, marcando sus líneas con miras a las elecciones de este año en un intento por despegarse. Sabe que el caso Ferreiro, por la pobre ima­gen que deja para los socia­listas, podría estirar el carro para atrás en las municipa­les. Mientras que el P-MAS se queda relegado de la situación con integrantes como Rocío Casco también involucrada en la corrupción en la municipa­lidad. Este “golpe bajo” obliga a los movimientos de corte socialista a buscar nuevas alianzas y/o concertaciones, como ya se están viendo con las inscripciones ante el TSJE para competir en noviembre.

UNA OPORTUNIDAD

Es así que nacen nuevas oportunidades para los par­tidos tradicionales, aseguró el abogado y político Óscar Tuma. “El recurso de esos sectores siempre fue ata­car al Partido Colorado y esos sectores hicieron cam­paña política agrediendo y diciendo que dentro de él está la peor gente de la Repú­blica del Paraguay, pero ocu­paron los cargos y así les fue”.

DETIENEN A UN PROVEEDOR DE COCAÍNA EN LUQUE, PRECANDIDATO LIBERAL

Una línea de investigación emprendida por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), a través de su Departamento de Operaciones Urbanas, dio como resultado la detección de acciones vinculadas al tráfico de drogas en la modalidad delivery, por lo que Freddy Francisco Ferreira Sosa fue detenido en la vía pública de Luque. El joven fue capturado cuando estaba a punto de realizar una tran­sacción por los agentes antidrogas. Se trata de un precandidato a concejal municipal de la ciudad de Luque del equipo de Efraín Ale­gre, presidente del PLRA.

La Senad conectó la ubicación de un distribuidor de cocaína que aguardaba concretar una entrega en el estacionamiento de un conocido supermercado en el barrio Molino de Luque. Es así que un joven, de 29 años, fue apresado en el lugar. Una de las características de la forma en que era entregada la droga estaba marcada por la elección de estacionamientos y grandes centros comerciales, se supo. En la intervención los agentes incautaron unos 28 gramos de cocaína. Una parte de las evidencias se encontró en los bolsillos del implicado, mientras que la otra en su automóvil de la marca Kia Picanto.

Fuente: LA NACIÓN

Deja un comentario