LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE ASUNCIÓN INICIA PARO ACADÉMICO PORQUE EL ESTADO INCUMPLE ACUERDO

LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE ASUNCIÓN INICIA PARO ACADÉMICO PORQUE EL ESTADO INCUMPLE ACUERDO

Por: David Galeano Olivera (*)

A partir de la fecha 02 de setiembre de 2019 y en el mes en el cual cumplirá 130 años de fructífera vida, la UNIVERSIDAD NACIONAL DE ASUNCIÓN inicia el PARO ACADÉMICO ACTIVO INDEFINIDO porque el Estado incumplió el acuerdo suscripto y tendiente a concretar una justa y digna REPROGRAMACIÓN DE LA NIVELACIÓN SALARIAL DOCENTE en este año 2019. Dicho paro académico fue resuelto por el Consejo Superior Universitario y afecta a todas las Unidades Académicas, Institutos y Centros de la UNA, hasta que el MINISTERIO DE HACIENDA envíe al Congreso Nacional el mencionado proyecto de reprogramación.

Que tristeza y que pena sentimos ante el proceder injusto y autoritario del Ministerio de Hacienda. Así las cosas, debido a la actitud arbitraria del Ministro de Hacienda el país perderá varios días que debían destinarse a la formación de recursos humanos calificados y es él quien le está dando el “golpe bajo” a la Patria, allí donde más le duele: en la educación. Que quede claro que el irresponsable incumplidor del acuerdo es el propio Ministerio de Hacienda que, lejos de priorizar a la educación, la ningunea. Entonces de qué proyectos de desarrollo y de fortalecimiento del Paraguay nos habla el presidente, cuando su propio hermano, es el encargado de asestar el golpe más duro al sector educativo?,

Lejos de ocuparse de los grandes intereses nacionales, el Ministro trata de aplicar la receta internacional que solamente apunta a la degradación de los países subdesarrollados como el nuestro y a asegurar su dependencia de los grandes centros de poder. Por otro lado y con toda seguridad, el Ministro y sus colaboradores se encargaron, en primer lugar, de autoasignarse sus jugosos y siderales sueldos, bonificaciones, gratificaciones y demás, que dicho sea de paso distan pero muy lejos de la burda equiparación salarial que los docentes universitarios reclamamos, tras más de una década de inequidad salarial.

Como siempre, en circunstancias como ésta, Hacienda hace escuchar su tradicional discurso de “no hay dinero” pero sin embargo la realidad cotidiana nos demuestra que sobra plata, cuando saltan a la luz pública los desfalcos o los hechos de corrupción. Por otro lado, mientras los docentes universitarios reivindicamos migajas como parte de nuestra nivelación salarial, en Itaipu y Jasyreta, los sueldo más bajos están por encima de los cincuenta o ciento cincuenta millones; por consiguiente, hay dinero y nosotros los docentes universitarios -por la envergadura de nuestra labor- exigimos, por lo bajo, el cumplimiento del acuerdo suscrito en relación a la nivelación salarial.

Sin duda, es una verdadera vergüenza que los docentes -en lugar de dar clases- salgamos a las calles a protestar por nuestras reivindicaciones, cuando que el Estado responsable debería -sin reclamo de por medio- garantizar la labor docente, blindándola con salarios que nos permitan vivir del ejercicio del magisterio. Basta ya! de tener que andar deambulando de una institución a otra para juntar un “puchito” aquí y otro más alla para, a fín de mes, lograr cubrir nuestras necesidades básicas.

El único camino, la única clave, que tiene el Paraguay para salir de la pobreza y la ignorancia es la educación. Es hora que las autoridades que tanto de precian, de boca para afuera, de su amor a la Patria, de una buena vez por todas, apunten a la Patria Soñada de Carlos Miguel Jiménez y hagan de la educación -sobre todo- la universitaria, una Causa Nacional, renovando y creando las infraestructuras necesarias, fomentando la calidad en la formación, la investigación y la extensión universitaria y fundamentalmente pagando a los docentes el sueldo digno que se merecen, como en cualquier otro país desarrollado del mundo.

Deja un comentario