La familia del autor de la masacre de Nueva Zelanda pidió perdón por el “daño irreparable”

La familia del autor de la masacre de Nueva Zelanda pidió perdón por el “daño irreparable”

La familia de Brenton Tarrant, el joven australiano que mató a 50 personas en dos mezquitas de Nueva Zelanda, pidió perdón por el daño “irreparable”.

Su abuela se mostró “destrozada” y relató que antes de los ataques, siempre fue “un nene normal” al que le encantaban los videojuegos. Sin embargo, todo cambió con los años.

“Desde que viajó al extranjero creo que este chico ha cambiado completamente al chico que conocimos“, manifestó Marie Fitzgerald, de 81 años, en diálogo con la agencia Europa Press.

Tras la muerte de su padre, Branton comenzó a viajar durante varios años. Incluso, una vez regresó a Australia para el cumpleaños de su hermana, y ella recordó que era “simplemente el mismo”.

Su tío, Terry Fitzgerald, también opinó sobre lo ocurrido el viernes, cuando centenares de musulmanes oraban en el centro de Chrischurch: “Lo sentimos mucho por esas familias, por las muertes y los heridos”.

La primera ministra del país, Jacinda Ardern, calificó a los tiroteos como un “ataque terrorista” y se comprometió a cambiar las leyes sobre tenencia de armas en Nueva Zelanda: “El acusado del asesinato no llamó la atención de los servicios de inteligencia -ni de la policía- por su extremismo”, expresó.

Por el episodio, también fueron detenidas otras tres personas, una de las cuales fue puesta en libertad. Con respecto a las otras dos, son un hombre y una mujer que estaban en un vehículo con varias armas, aunque la policía considera que ninguno de ellos está implicado en el atentado.

A partir de este domingo, los cuerpos de las víctimas serán entregados a sus familiares, para que puedan ser enterradas lo antes posible y de acuerdo con las tradiciones musulmanas.

Deja un comentario