Hace 106 años nacía el histórico Arsenio Erico

HomeDeportes

Hace 106 años nacía el histórico Arsenio Erico

Le decían el “Saltarín Rojo”, “El Paraguayo de Oro”, “El Mago”, “El Aviador”, “El Rey del Gol”, y no caben los motes para describir las genialidad

Trail Running: corriendo por el Yvytyruzú
Messi se reintegró a los entrenamientos del Barcelona
Cornejo decide abandonar el Rally Dakar

Le decían el “Saltarín Rojo”, “El Paraguayo de Oro”, “El Mago”, “El Aviador”, “El Rey del Gol”, y no caben los motes para describir las genialidades del jugador de fútbol guaraní más representativo de todos los tiempos.

Arsenio Pastor Erico Martínez vio la luz del mundo un día como hoy pero del año 1915 en Asunción, capital de la República del Paraguay.

Arrancó sus primeras conquistas de la mano de club Nacional, hasta que una movida del destino lo llevó a Argentina, donde brilló entre 1930 y 1940 con la camiseta de Independiente de Avellaneda.

“El Saltarín Rojo” es, aunque algunos se empeñen en negarlo, el máximo goleador en la historia de Independiente y del fútbol argentino con 295 conquistas (en principio 293 pero le atribuyen 2 más) en 325 partidos.

Está considerado como uno de los paraguayos que más goles convirtió en Primera División, 331 en 372 juegos, ubicándose así en el puesto 34 de la tabla histórica confeccionada por la IFFHS.

Otra marca que impuso Erico, jugando por el Rojo de Avellaneda, es la arrolladora canasta de 47 goles en un mismo torneo (1937).

Aunque es el más grande exponente del fútbol tricolor, en una suerte de broma del destino, Erico nunca llegó a defender a la selección paraguaya.

Argentina le sedujo con millonarias ofertas en el afán de obtener sus servicios de cara al Mundial de Francia 1938. Sin embargo, el asunceno dejó en claro que antes que nada él era paraguayo.

“Erico es diferente a todos, a todo lo que en mi vida vi. Un jugador notable, todo lo que engloban, sin exagerar, las cinco letras de la palabra ‘crack’. Yo solo fui un imitador suyo”, dijo alguna vez el ya desaparecido Alfredo Di Stefano.

Con justicia el estadio del club Nacional, la tribuna más grande del Defensores del Chaco y la platea central del Libertadores de América llevan su nombre.

La vida de Arsenio Erico se apagó un 23 de julio de 1977, hoy hubiese cumplido 106 años. Sus restos descansan en un rincón honorífico del Defensores del Chaco.

 

COMMENTS