El lago Ypacaraí registra un constante y preocupante descenso en el nivel de sus aguas.

El lago Ypacaraí registra un constante y preocupante descenso en el nivel de sus aguas.

El lago Ypacaraí registra un constante descenso en el nivel de sus aguas, mientras las autoridades locales y del Gobierno Nacional evalúan qué hacer para mitigar la problemática. El Mades acusó al MOPC de haber colocado muros de contención en un sitio no acordado, lo cual permitió que siga el inconveniente.

El intendente de San Bernardino, Luis Aguilar, manifestó su preocupación a la radio 730 AM por la situación el lago Ypacaraí, el cual empezó a bajar de manera considerable.

El jefe comunal comentó que en este caso “sale más agua de lo que entra” presuntamente a consecuencia de la construcción de la ruta Luque-San Bernardino. El panorama se agudiza con la larga sequía, según agregó.

La autoridad local reconoció que en diciembre del año pasado, a pedido de unos pescadores, solicitó que se pararan los trabajos de colocación de un muro de contención en el río Salado, de modo a evitar que salga mucha agua del lago Ypacaraí. “Faltaba un estudio y análisis certero de lo que pasaba con el lado. Me parecía incorrecto proceder a cerrar un río, porque se podría afectar todo un humedal”, indicó.

Señaló que mañana martes se procederá a un nuevo análisis técnico del lago, de modo a encontrar una solución viable.

LLAMATIVO CAMBIO DE MUROS

David Fariña, director general de Protección de Recursos Hídricos del Ministerio del Ministerio de Ambiente, mencionó a la misma emisora que, el año pasado, con el Ministerio de Obras Públicas (MOPC) idearon la recomposición de unos muros de contención que ya estaban ubicados en la salida del lago y entrada al río Salado. La idea consistía en elevar el nivel de estos para evitar el rápido desagüe del lago.

Este plan piloto no fue respetado finalmente por el MOPC, porque sus funcionarios decidieron colocar otro muro de contención ya en la zona del río Salado y no así elevar el que estaba en la “puerta” del lago Ypacaraí, tal como habían acordado, según Fariña. “Era una localización no aprobada. Se requiere primero de un estudio de impacto ambiental, un estudio de las condicionantes que podría generar”, agregó.

El entrevistado indicó que al margen de lo anterior, una manifestación en contra de la iniciativa fue hecha por un grupo de pescadores y de representantes de la Municipalidad de San Bernardino. Estos rechazaban el cierre del cauce hídrico por la problemática ambiental que ello derivaría.

Ahora de vuelta se evaluará la situación del Lago Ypacaraí, mientras el icónico sitio padece.

Fuente: DIARIO HOY

Deja un comentario