Con el incendio de la catedral de Notre Dame surgen curiosidades históricas

Con el incendio de la catedral de Notre Dame surgen curiosidades históricas

Las gárgolas de la Catedral de Notre Dame, esas extrañas efigies que vigilan Paris desde lo alto, sintieron arder el mundo a sus espaldas. Un incendio descomunal consumió este lunes varios metros cuadrados de esta joya de la arquitectura gótica medieval. Las primeras informaciones indican que el techo habría sido el más afectado.

El fuego también derrumbó la aguja del templo, considerado un ícono de la religión católica que data de los siglos XII y XIII. La cuenta oficial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) expresó su conmoción por el “dramático incendio” de este bien cultural, inscrito como Patrimonio de la Humanidad, en 1991.

La edificación estaba siendo restaurada desde hacía varios años. Un artículo escrito por Aurélien Breeden en 2017 para el New York Times daba cuenta de los trabajos que paredes adentro se estaban llevando a cabo. El periodista cita en el texto a André Finot, vocero de la catedral, quien dice que la estructura de piedra estaba erosionada y que mientras más soplaba el viento, más se se desmoronaba. El hombre también contó que el Estado francés estaba invirtiendo 150 millones de euros en la restauración.

La historia de la construcción de Notre Dame está plagada de hechos sorprendentes. El 1163 comenzaron los trabajos para levantar la estructura, en el mismo lugar donde yacía la Basílica de Saint-Etienne, donde tuvo lugar la primera misa cristiana en Paris.

Fue durante el reinado de Luis VII que se consiguieron los recursos concretar el proyecto. Casi veinte años duró la construcción de la nave principal y solo luego de ello fue que comenzó la fachada a tomar forma. Pese a que con los siglos se fueron haciendo importantes cambios, Notre Dame terminaría convirtiéndose en una de las obras más icónicas de la arquitectura Gótica, esto es, aquella que dominó a Europa Occidental entre el periodo Romántico y el Renacimiento.

Una de las transformaciones más importantes que sufrió la catedral se dio bajo el reinado de Luis XIV, época en la que se incluyeron intervenciones y obras de estilo Barroco. La fachada de 69 metros de Notre Dame fue escenario en adelante de momentos que influyeron notablemente en la historia de Francia. Durante la Revolución Francesa, de 1789, se dice que Notre Dame sufrió un enorme deterioro. Varios objetos también fueron robados.

Allí mismo tuvo lugar posteriormente la coronación de Napoleón Bonaparte, como se puede apreciar en el famoso cuadro de Jacques-Louis David, llamado La Consagración y que está en el Museo de Luvre. La escena, según la historia, tuvo lugar el 2 de diciembre de 1804.

MSN Noticias

Deja un comentario