Cartes preso en Paraguay

Cartes preso en Paraguay

En la mañana del 19 de noviembre del cte. nos desayunamos con la noticia proveniente del Brasil, en la cual el juez brasileño Marcelo Bretas emitió una orden de captura en contra del expresidente Horacio Cartes Jara. El motivo versa, concretamente, sobre la investigación criminal del caso “Lava jato”. La noticia que fue emitida por el diario O Globo sorprendió a muchos; la mayoría de los cartistas quedaron sin aliento. La paupérrima (con ojos inquietos: de arriba abajo) declaración del Senador “cartista” Antonio Barrios dejó al descubierto que no supieron qué responder.

En el trascurso de la mañana, la inquietud se apoderaba en torno al “cartismo”. A minutos de llegar a las 13:00 horas, el presidente del Senado, Blas Llano daba conferencia de prensa, diciendo, entre otras cosas, que “Cartes tiene fuero” en su calidad de senador vitalicio. Los senadores y diputados (aliados públicamente y los que están bajo la mesa) dijeron que “Cartes tiene fuero”. De esta manera, el senador Galaverna dijo en comunicación con radio 1000 que: “Horario Cartes tiene fueros en el Paraguay, le recuerdo eso al fiscal brasileño. No importa que haya jurado o no, Horacio Cartes es senador vitalicio y tiene fueros. El ciudadano electo senador adquiere fueros desde el día de su proclamación. El señor Cartes fue electo y proclamado”.

Resulta evidente que la noticia dejó sin aliento a los cartistas, pero, sin embargo, supieron moverse en hacer pasar al frente a los presidentes de ambas cámaras legislativas.

El problema de Cartes viene porque la Corte Suprema de Justicia aún no ha resuelto si, efectivamente, un ex presidente de la República puede o no candidatarse a senador de la nación. Si la Corte hubiese dirimido en tiempo y forma este conflicto, la problemática actual de Cartes hubiera sido más fácil resolverla.

La Constitución habla sobre la senaduría vitalicia en el art. 189: cabe resaltar, por cierto, que los “senadores vitalicios no integran el quorum”. Lo que dice el senador Galaverna parte de una falacia: no se puede ser al mismo tiempo senador vitalicio y senador de la nación. En otro punto, se menciona que el fuero rige desde el día de su elección como senador de la nación, Cartes fue electo y proclamado; sin embargo, jamás prestó juramente ante el pleno (art. 188).

También la Constitución habla sobre la inmunidad. El punto de discusión versa en que –y creo que es una lectura sesgada– en la parte de: “…Ningún Senador o Diputado podrá ser detenido, desde el día de su elección hasta el cese de sus funciones…”. En senador colorado enfatiza en la primera frase de la norma “desde el día de su elección”. Sin embargo, la interpretación es errónea, dado que la norma contiene un conector: “hasta”. De manera que, el fuero para el senador o diputado rige desde el día de su elección hasta el cese de sus funciones; no rige, por cierto, si el Senador o Diputado no ejerce funciones. ¿Cuál sería la razón de ser de la Constitución al poner “…hasta el día de sus funciones”?

Imaginemos que sea verdad jurídica de que Cartes sí tiene fueros: ¿el fuero es solamente en Paraguay o es internacional que le concede poder viajar al exterior? La respuesta de autoridades brasileña es negativa.

Por otra, si aceptamos que solamente se va a regir por la interpretación en la cual Horacio Cartes es senador vitalicio, ¿tiene fueros? Si el art. 191 de la Constitución habla sobre la inmunidad existen términos relevantes que contiene dicho artículo para la respuesta, a saber: 1) “miembro del congreso y 2) “cese de sus funciones”. Dejo al lector que concluya respondiendo a estas preguntas: ¿el senador vitalicio forma parte del Congreso? ¿El senador vitalicio tiene fecha de vencimiento? (obviamente la pregunta a esta última es retórica) ¿Cuál es la razón de ser de la Constitución al incluir en el art. 191 “miembros del congreso” y “cese de sus funciones”?

Correo: carcav32@gmail.com | Twitter: @3CAV | Facebook: Carlos Alberto Valdez | Instagram: carlos_alberto_valdez

Deja un comentario