Carrera contra reloj para crear una vacuna contra el coronavirus

Carrera contra reloj para crear una vacuna contra el coronavirus

ENSAYOS. La mayoría de los laboratorios y farmacéuticas aún están en fase de investigación. OPCIONES. Se trabaja para encontrar tratamientos y vacunas para combatir el coronavirus. ANTIVIRAL. El remdesivir estaría disponible en algunos meses y es una de las primeras opciones. CUREVAC. El laboratorio alemán está a algunos meses de lograr la validación clínica de la vacuna.

Empresas farmacéuticas y laboratorios de investigación trabajan contra reloj para encontrar vacunas y tratamientos contra el nuevo coronavirus que se extiende por todo el mundo.

“Esto va a necesitar muchos ensayos, muchos errores, pero tenemos muchas opciones por explorar”, dice Benjamín Neuman, un virólogo de la Universidad de Texas A&M en Texarkana.

La tarea se presenta complicada ya que nunca se ha logrado una vacuna muy eficaz para los humanos contra un patógeno de la familia de los coronavirus.

El presidente estadounidense, Donald Trump, exhortó a los científicos y la industria farmacéutica a acelerar la búsqueda, pero los expertos temen que haya poco margen de maniobra. Estos son algunos de los actores del sector farmacéutico, pequeños y grandes, que trabajan para derrotar al coronavirus.

MRNA-1273

Podría estar disponible en año y medio. El primer ensayo clínico para probar una vacuna contra el nuevo coronavirus empezó este lunes en Seattle, indicaron las autoridades sanitarias estadounidenses. La vacuna se llama mRNA-1273 y es obra de los científicos de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses y de la empresa de biotecnología Moderna, con sede en Cambridge, en el estado de Massachusetts. Los participantes en el ensayo deberán pasar por distintas fases para determinar si la vacuna es eficaz y segura.

Si todo sale según lo previsto, la vacuna podría venderse de aquí a año y medio si la pandemia continúa hasta la próxima estación gripal.

REMDESIVIR

Este medicamento busca ofrecer un tratamiento y podría estar disponible en los próximos meses.

De todos los medicamentos que podrían combatir el coronavirus, el remdesivir de la compañía estadounidense Gilead podría ser el primero a la venta.

El antiviral se creó para luchar contra otros virus como el ébola, aunque no surtió efecto, y aún no ha sido aprobado en ningún sitio. Pero ha sido prometedor en el tratamiento de pacientes contagiados por el coronavirus en China, según médicos, y se ha utilizado para ayudar a curar a dos pacientes en EEUU y en Francia.

Gilead ha lanzado la última fase de los ensayos clínicos en Asia, conocida como la “Fase 3”. “De momento solo hay un medicamento del que pensamos que podría tener una eficacia real, y se trata del remdesivir”, indicó en rueda de prensa Bruce Aylward, un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El antiviral podría estar disponible en los próximos meses.

ANTICUERPOS

Regeneron desarrolló el año pasado un medicamento administrado por vía intravenosa, conocido como “anticuerpos monoclonales”, que permitió mejorar de manera significativa la tasa de supervivencia de pacientes enfermos de ébola.

La empresa modificó genéticamente ratones para que tuvieran un sistema inmunitario parecido al de los seres humanos. Los ratones fueron expuestos a virus, formas atenuadas de virus o proteínas virales, para llevarlos a producir anticuerpos humanos, explica a la AFP Christos Kyratsous, vicepresidente de investigación en Regeneron. Esos anticuerpos se aislaron después y fueron examinados para seleccionar los más eficaces. Luego se pusieron en cultivo en laboratorios, se purificaron y fueron administrados a humanos por vía intravenosa.

El medicamento podría funcionar como tratamiento y también como vacuna aunque, en el segundo caso, sus efectos solo serían temporales.

OTRA VACUNA

El grupo farmacéutico francés Sanofi se unió al Departamento de Salud de Estados Unidos para desarrollar una vacuna, utilizando una “tecnología de recombinación del ADN”. Esta consiste en combinar el ADN del virus con el ADN de un virus inofensivo para crear una nueva entidad celular capaz de provocar una respuesta inmunitaria.

Esa tecnología es la utilizada por Sanofi para su vacuna contra la gripe. Gracias a sus investigaciones sobre el SRAS, la empresa cree tener cierta ventaja a la hora de crear rápidamente una vacuna contra el nuevo coronavirus.

David Loew, vicepresidente ejecutivo y responsable de Sanofi Pasteur, cree que podrá tener una vacuna “en menos de seis meses” y lanzar un ensayo clínico dentro de “un año o un año y medio”.

ENSAYOS EN EEUU

Inovio, una compañía estadounidense de biotecnología, trabaja desde su creación en 1983 en vacunas ADN, que funcionan como las vacunas a base de ARN mencionadas anteriormente. “Prevemos empezar los ensayos clínicos en EEUU en abril y, poco después, en China y en Corea del Sur, donde la epidemia afecta a más gente”, declara el presidente de Inovio, J. Joseph Kim. “Tenemos intención de entregar un millón de dosis de aquí a finales de año gracias a nuestros recursos y nuestras capacidades existentes”.

CUREVAC

El laboratorio alemán CureVac trabaja en una vacuna contra la Covid-19 y asegura que está “a unos meses” de poder presentar un proyecto para validación clínica. La Comisión Europea (CE) ofreció el lunes un apoyo financiero de 80 millones de euros al laboratorio para desarrollar la vacuna.

La empresa californiana de biotecnología Vir aisló anticuerpos de supervivientes del SRAS para analizar si podían tratar el nuevo coronavirus. Su laboratorio ya desarrolló tratamientos contra el ébola y otras enfermedades.

La cloroquina, la forma sintética de la quinina, utilizada para tratar la malaria, también podría permitir luchar contra el coronavirus, y varios científicos piden más investigaciones al respecto. AFP

Pruebas en China
El Ministerio de Defensa de China aseguró haber desarrollado «con éxito» una vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la neumonía Covid-19, y ha autorizado las pruebas en humanos, aunque no se precisó cuándo comenzarían tales ensayos. Según se anunció, la vacuna -desarrollada en consonancia con «estándares internacionales y la regulaciones locales»- está preparada para llevar a cabo «una producción a gran escala, segura y efectiva». EFE

Deja un comentario